miércoles, 19 de octubre de 2016

Madrid Lisboa 8ª y 9ª etapa

RICARDO
Etapa entre Cedillo y p+Ponte de Sor. Casi 100 km con 1300 de desnivel acumulado.
En un principio es una etapa para rodadores. Pero el desnivel se acumulaba en la carretera de salida del embalse de cedillo y en rampones por los montes de eucaliptos de Portugal.
“A esta etapa le precedía la etapa 7 que la realizaba Sergio y que para todo el mundo que la conocía era la mas dura de todas.

Venia unos 9 min descolgado de dos corredores. Tocaba  darlo todo para intentar recortar todo lo que pudiese. Salida en bajada técnica hasta la base del pantano. A partir de ese momento contrarreloj para intentar coger a los dos que van por delante. Apuesto por un ritmo fuerte para intentar coger antes del Km 50. Paso a dos cicloturistas y les pregunto por dos ciclistas diciéndome que pasaron a tres minutos. Me da ánimos y la contrarreloj sigue. El terreno no era apto para poder verlos a lo lejos lo que hace que mentalmente sea mas duro. Pasado el Km 50 no los había cogido y tampoco me había encontrado a nadie para darme ninguna referencia y decido aflojar un poco para comer, beber y recuperar el animo y seguir apretando. Al principio del recorrido les recorte en la parte central se alejaron y al final volví a recortar. Llegando a Ponte de Sor se bajaba por una zona muy técnica donde tuve una caída sin mayores consecuencias. Final de etapa dando el relevo a Iván con un tiempo de 4 horas sacando una media de 25 Km/h”.


Desde Cedillo a Ponte de Sor tuvimos algún problema con los tiempos, nos descuidamos y como siempre nos toca ir a fuego con la Autocaravana. No llegábamos a tiempo al relevo por lo que tuvimos que ir bastante rápido a parte de perdidos y no saber cual era el camino más directo. Iván se empieza a marear y está apunto de vomitar. Al final llegamos a tiempo a Pont de Sor donde preparamos las bicis y esperamos a que llegue Ricardo. Vamos 12 de la general y 8 de categoría.
Sale Iván dirección a Coruche. Ya teníamos pocas opciones de mejorar porque el corredor iba en solitario con mucho aire y  los corredores que iban delante sacaban bastante tiempo.

Ivan:
“Con las piernas fundidas y apenas sin descanso toca mi último relevo, 88km muy muy duros. Viento en contra prácticamente toda la etapa, bancos de arena y  en solitario. Etapa mental, pensaba en Lisboa, en mi familia, en el equipo, en la ilusión que había por llegar. Sinceramente eso me dio fuerzas para continuar. Logramos mantener el tipo y la posición y es el turno de Javier Quintanilla para rematar la Madrid-Lisboa con la última etapa.”


Preparamos todo y nos dirigimos a Coruche donde saldría a la última etapa que a priori no debería ser muy complicada pero que al final………. Todo  se complica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada