jueves, 20 de octubre de 2016

Madrid Lisboa 10ª etapa. A fuego hasta Lisboa.




J.QUINTANILLA
“Para mí la peor etapa por los nervios que pasé. Decido cambiar el desarrollo y pasar de un 32 a un 34 de plato a pesar del aire en contra, cosa que después me alegraría.
La primera parte es fácil, caminos anchos, viento lateral en contra y poco desnivel. Empiezo a adentrarme en caminos en los que aparecen los primeros bancos de arena. Los paso sin problemas. A esas alturas ya había tenido algunos fallos en navegación y en los que empezaba a perder tiempo. Iba regulando y llevaba sensaciones muy buenas.

Llego a la zona de un pantano y la cosa se complica. El gps indica por una zona pero está llena de arboles caidos, Recuerdo que el primer dia dijeron que en esta etapa habían cortado el camino y había que ir por la derecha para volver al track. Amplio mapa y vuelvo a entrar al camino bueno. Los bancos de arena te hacen ir muy despacio y en algún momento puedes poner el pie. Mi intención era pasar la zona de camino lo antes posible para que no me pillara la noche pero se hizo imposible. Llego a una zona que el gps marca camino y lo único que encuentro es una zona que parece un tomatal lleno de arena de rio. Intento buscar de nuevo el track hasta que lo encuentro. Voy paralelo a unas vías de tren que mas tarde tendría que cruzar con la bicicleta a cuestas. Me meto por las piedras y por la vegetación porque todo está lleno de bancos de arena y apenas puedo ir montado. Contínuo paralelo a la vía y vuelvo a tener problemas de navegación. El gps me indica continuar por un camino a la  derecha pero no lo encuentro por lo que sigo por  el que llevaba que era  bastante paralelo al del track.  Me meto entre vegetación muy frondosa hasta que llego a un rio. Al principio de la etapa me dijeron que tenia que vadear un rio pero cuando lo vi pensé que estaban locos. Tenia unos 15 metros de ancho a parte de su vegetación de juncos y parecía tener bastante profundidad. Vamossss que si me meto me ahogo.

Ahí tuve uno de los peores momentos de la etapa. Estaba totalmente perdido, el portugués que había salido por detrás de mí me podía coger y la vuelta a donde había perdido el camino me haría perder mucho tiempo. Me calme un poco y amplié el mapa en el gps. El track estaba justo detrás de una zona que era un circuito de motos o algo asi. Todo estaba lleno de arena de rio y no se podía ir montado a parte que la subida era imposible. Decidí jugármela y subir con la bicicleta cuestas, por el circuito de motos ,me metí entre los pastos y matorrales y encontré otra bajada de arena de rio por la que baje jugándome un buen tortazo. Al final conseguí entrar de nuevo al track pasando el río por un puente, pero pude ver el foco del corredor portugués por lo que apreté a tope. Volví a separarme de él. Parecía que todo iba bien pero la cosa se complicó más. Circulaba de noche por carreteras estrechas sin arcen y sin ninguna farola hasta que llegue a otra carretera donde había mas trafico. Varios conductores se pusieron a mi lado y me hablaban en portugues. No sabía lo que me decían hasta que me di cuenta que la luz trasera de posición de mi bici estaba muerta. Iba circulando de noche por una carretera llena de coches y sin luz. Me iba jugando algo más que la carrera. Llame al equipo mientras pedaleaba pero estaban también perdidos. Tenía tres opciones, dejar que me cogiera el portugués, ir sin luces y que me pillara un coche o intentar hacer algo. Pensé que la única solución era mi móvil. Decidí bajarme una aplicación de luces.  

Al estar en Portugal había quitado la tarifa de datos, así que tuve que conectarme de nuevo a internet. Me cogi la primera aplicación que vi que resulto ser un rotativo de coche de policía con luces rojas y azules y para remate llevaba hasta sirena. Para hacer todo paré unos minutos hasta que la cosa empezara a funcionar. Volvi a montar, llevando con una mano el manillar y con la otra el móvil a la espalda. Para remate volvía a ver el foco del portugués. Que estréssssssssss
Mientras iba por una carretera vi a un chaval que iba en bici con una luz trasera roja. Iba en mi misma dirección por lo que fui a por él para hablar, pero mi sorpresa fue que en vez de parar el chaval apretaba más. Al final paro y entre ingles, portugués y castellano le pedí su luz trasera. Le dije que iba en carrera y que la mia estaba muerta. El chaval me entendío y me la dejo sin ningún problema. Cogi su numero de teléfono y continue camino. El portugués con tanta parada estaba mas cerca. Ya quedaban unos 15 km cuando de nuevo la luz que me había dejado el chico también se quedo sin batería. ESTO ES INCREIBLEEEEEEEEEEEE.

Ya estaba de los nervios y me quedaban 15 km por carreteras muy peligrosas y sin luz por lo que pensé fríamente y decidi bajar el ritmo hasta que me alcanzara el portugués. Ya me la había jugado bastante.

Al poco apareció el portugués que resulto ser el mismo chico con el que hice mi anterior etapa de noche. Le dije que yo tiraba y que fuera a rueda a lo que accedió sin problemas. Nos dio tiempo a hablar un poco de la dificultad de la navegación y de lo peligrosa que se había hecho la llegada con los coches.
Al final llegamos a la recta donde se encontraba la meta donde aparecieron de la nada todos los del equipo dando voces y animando. VAMOSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!
Con todo lo que había pasado tenía claro que iba a disputar la posición al sprint fuera como fuera.




Al final conseguí pasar por delante de mi compi portugués aunque no hubo mucha disputa  y así  conseguimos la octava plaza de categoría y 11 de la general.
Fueron 110 km en los que físicamente me encontraba muy bien pero que por problemas de navegación y después de material hizo que se convirtiera en la más complicada para mi. Sin duda mi aventura fue esta etapa”.


Lo que a priori parecía una etapa que no debía complicar mucho nuestra posición, cambio completamente. Problemas con el desplazamiento de los tres vehículos de apoyo que se perdieron en su trayecto a Lisboa  cada uno por un sitio y que una vez alli no eran capaces de encontrar la meta, llego la llamada del corredor informando de los problemas con la luz, cosa que era bastante preocupante porque podía existir bastante peligro de  accidente para el corredor complicaron por completo la participación del equipo.
Al final todo el equipo se junto en la linea de llegada para ver llegar el último relevo donde Quintanilla entraba con el corredor portugués al que termina ganando en meta.

Ya por fin relajados, eufóricos y felices. Reto conseguido y con nota. 35h07', terminando en 8ª posicion de los equipos de 4 integrantes y 11º de la general.

No esta mal para ser todos novatos y haber preparado la carrera en solo un mes.



Agradacimientos.

Me ha tocado a mí (Ricardo) en nombre de todos los corredores hacer la última crónica, que pone el broche final a la narración de la aventura que vivimos hace unos días entre Madrid y Lisboa. La he titulado “Gracias” por que no podría ser de otra manera.
Por empezar por algún sitio, lo primero es dar las gracias a Ivan que repente un día colgó en el grupo de whatsapp, que por que no nos apuntábamos a la Madrid Lisboa, una idea bastante loca, pero el que en menos de dos horas todos estuviéramos de acuerdo y dispuestos… demuestra que en este grupo hay muchas ganas, mucha capacidad y mucha confianza en todos los que le forman. 

Y si a nosotros nos va la marcha… a los integrantes del "staff" ¡que decir! Alberto, Jesús y Juanjo enseguida se pusieron en marcha. Hay que decir que ellos enseguida tomaron el mando y la responsabilidad de que esto saliera adelante, asumieron toda la carga económica y organizativa, dejándonos claro que el papel de nosotros cuatro era correr. Prepararon enseguida un presupuesto en el que ellos fueron los que aportaron el dinero con sus diferentes empresas EDALARTECICLO, TELEMACO, 4BIKERSHOP y LAVANDERIA LIG. y el resto de empresas que nos ha apoyado durante este año  ¡GRACIAS!

Se diseñaron y confeccionaron las equipaciones especiales para la carrera en tiempo record (incluso pudiendo probarlas antes de la carrera) enseguida se llegó a un acuerdo con el tema de la autocaravana, se prepararon camisetas para todos los integrantes de la aventura, se prepararon vinilos para los coches y autocaravana, se buscó una tienda de bicis que nos proporcionara repuestos y alimentación en carrera (mil gracias 4BIKERSHOP), se realizó la compra de comida y bebidas para los tres días de aventura y más cosas de las que seguro que los corredores no nos dimos cuenta. Como daros las gracias por todo esto...

Y durante la carrera, no os imagináis la paliza que se dieron tanto Jesús como Juanjo conduciendo. Jesús en la autocaravana de estación a estación de hidratación llegando en tiempo, cosa que no era fácil. Y cuando llegaban preparando comida o ayudando a preparar bicis,  recargando agua para la ducha… creo que durmió 2 horas en total. Impresionante. Muchas gracias.

Trabajo increíble también el de Juanjo preparándose un roadbook de todos los puntos en donde podían vernos en carrera a lo largo de todas las etapas. Fue una inestimable ayuda para los corredores encontrarle donde menos te lo esperas dándote ánimos. Otro que no durmió más de dos horas. Muchas gracias.

Y el hombre polifacético por excelencia, Alberto, que tanto le veías haciendo comida, en el coche con Juanjo, como conduciendo la autocaravana, preparando la bici de alguno, recogiendo la mie... que dejábamos en la autocaravana, haciéndonos reír a mas no poder en las comidas… un pu.. crack. El espíritu de Alberto es lo que ha logrado reunirnos, motivarnos y que consigamos disfrutar de la bici como cada uno la entiende, que es lo más importante. Muchas gracias.

Luis es uno de esas personas a las que se les coge cariño irremediablemente, la pasión y el apoyo tan incondicional que nos brinda, hace que a veces te sonrojes. Es todo cariño y pasión. Muchas gracias.

El Mismo agradecimiento hacia las tres chicas que nos acompañaron. Vaya paliza que se metieron y que manera de saber lo que tenían que hacer en cada momento.
Noelia que estaba un poco enferma y no lo supimos hasta el último día.

Alba una verdadera crack de la navegación, será difícil olvidar como llevo en la última etapa a todo el grupo a Lisboa con una foto que le hizo al cartel de la carrera. Increíble.
Y a Use decirle que no cambie nunca. Una madre todoterreno como hay pocas.

Iban a venir para un rato y se quedaron hasta el final. Durmieron muy poquito y en los coches. Sin ellas esto no hubiera sido lo mismo. Muchas gracias.


Y en la sombra pero muy presente Eugenio. Grandísima labor para dar a conocer en los medios nuestra participación en la carrera, con publicaciones casi diarias que lograron atraer la atención de mucha gente. Durante la carrera otro que durmió lo justo siguiéndonos e informando a través de las redes de nuestra evolución y como nunca descansa aún sigue rematando un fantástico trabajo. Eugenio tiene gran culpa de que el EDAL TEAM TELEMACO sea lo que es y lo que será. Un trabajo absolutamente incondicional e incansable que nos hace sentirnos tremendamente apoyados y orgullosos de pertenecer a este equipo. Nunca le flaquean las fuerzas y eso es de admirar. Muchas gracias

Y para rematar al resto de integrantes del equipo que nos hicieron llegar todo su apoyo y cariño con infinidad de mensajes. Espero que en el futuro podamos vivir juntos experiencias como esta. Muchas gracias Manolo, Marco, Dani y Cánovas.

Por último y de mi cosecha decir que me siento tremendamente orgulloso y afortunado de haber podido compartir carrera con estos tres chicos. Ivan, Sergio y Javier. Ha sido una experiencia que jamás olvidare y que jamás se repetirá exactamente igual. Espero que para vosotros también lo haya sido. Muchas gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada