viernes, 7 de octubre de 2016

Madrid-Lisboa, el inicio. 1ª parte.


¿Por qué ese título a esta publicación? Por qué han sido tantas las cosas pasada que es imposible ponerlo en uno solo. Por tanto he decidido que mejor que cada corredor y el equipo de apoyo explique cómo vivió esta carrera. Y el primero voy a ser yo Jose Eugenio Caballero, responsable de comunicación y administración. El correr de momento se lo dejo a otros jjjjj.

Cuando a finales de agosto me dijeron que querían ir a la Madrid-Lisboa, me pareció una locura, un viaje como lo narrado por Cervantes con Don Quijote. Nos enfrentábamos a gigantes y nosotros somos un equipo modesto y hay que preparar todo en menos de un mes.

Equipo técnico, alimentación, vehículos, focos, ropa… entrenamientos. Esto era una locura pero nos podía ayudar a coger experiencia y disfrutar de un tipo de prueba que ninguno había estado.


Salían desde las Rozas de Madrid y les esperaba 770 km hasta llegar a Lisboa a la cual debían llegar sin parar con lo que debían correr tanto de día como de noche.

Por motivos laborales yo no podía ir, pero desde Pinto intente darles toda la información que podía recabar de la carrera y darlo a conocer por las redes sociales.

Antes de salir ya eramos noticia en twitter por que la organización y hablaba de que Ivan Calvo estaba en la salida 40´antes de dar comienzo la carrera. Pistoletazo de salida e Ivan consigue meterse entre los 15 primeros. Quintanilla hizo el siguiente relevo y consiguio recortar a los que nos precedían y alejar a los que no seguían. Sergio Martínez mantuvo a raya a los que nos acompañaba. Y Ricardo hizo la primera nocturna con una carrera inmejorable.

El resto de relevos fue una pelea continua con estar entre los 13 primeros de la carrera.

Era tanta la información que debía transmitir que por la noche estaba peor que cuando uno corre. Pero no podía parar el equipo se lo merecia y estaban haciendo una carrera sensacional.

La previsión era llegar el domingo de madrugada en el mejor de los casos en 40 horas. Pero estos no paraban e iban muy adelantados con lo que la previsión se fue al traste y llevando a todo el equipo técnico de carreras por las carretera portuguesas para poder dalos asistencia.


Y yo en Pinto como loco, con problemas con la web de la organización y sin recibir noticias desde Portugal. Cuando se resolvió todo, la cosa iba mejor de los esperado ya que la previsión se había quedado en nada.

Al final llegan a Lisboa el sábado a las 23:20 con un tiempo de 35h 18´ 36”, siendo 8º en la general por equipos de 4 y 11º en la clasificación general.

Mejor imposible para un equipo tanto de corredores, como técnico totalmente novel con lo que le da un valor especial a este puesto.


Este es el primer relato, pero en breve iré poniendo los del resto del equipo con imágenes y videos de lo acontecido en la carrera. Eso si ya os puedo adelantar que ya están pensando en la Madrid-Lisboa 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada